En la imagen Mónica Arceiz y Carlos Olloqui