No instalar el software de acceso remoto