Imagen del pedestal y del busto robado. Foto AHC