Tercer caso en La Rioja